Las Invisibles

Maite con su ex-pareja y gran amiga hasta ahora, Rosa.

La invisibilidad de las mujeres lesbianas es un hecho que pude constatar no solo aquí, en España. Hace cinco años estaba empezando mi primer proyecto sobre el tema de la homosexualidad, en el cual retraté doce parejas lesbianas en Polonia. No solo fue difícil llegar a ellas, sino que, más adelante, cuando ya convivía con ellas, podía ver como pasan desapercibidas. Por un lado, y según el contexto del país en el cual viven las mujeres lesbianas, esta invisibilidad les ofrecía un grado de libertad y de seguridad del cual los hombres homosexuales no podían gozar. Al ser invisible, las criticas o la represión del régimen son mucho menos feroces. Por otro lado, esta invisibilidad se transforma en un obstáculo a la hora de lucha por los derechos y el reconocimiento de la homosexualidad femenina.

En este proyecto, inicialmente me planteaba retratar la vida de hombres, mujeres, parejas de ambos y de personas transexuales. Rápidamente vi que mi planteamiento original resultara difícil a llevar a cabo. Hay pocas parejas homosexuales entre las personas mayores, al menos, pocas de las que viven de manera abierta y a las cuales se pude llegar. En caso de las mujeres, muchas parejas vivían con toda la libertad su sexualidad dentro del marco domestico, pero de cara a la sociedad pasaban por amigas, primas, familiares que comparten la casa juntas para reducir gastos y/o evitar la soledad. Hoy, es muy difícil convencerlas a ser fotografiadas.

Como me dijo Maite (una mujer lesbiana de 73 años): Pasábamos indiferente nosotras pues nada éramos primas y ya está… Toda la vida las mujeres han ido juntas, han salido juntas, han bailado, han ido cogidas del brazo, no se le daba importancia, yo siempre he pensado que como nunca la sociedad ha considerado que la mujer tenía homosexualidad, pues pensarían que las dos mujeres no podían hacer nada, claro…. si no teníamos la sexualidad las mujeres no podíamos hacer nada … éramos solamente el hombre que tenia la sexualidad, la mujer ponerse allí y ya está.

Acabo de volver a casa, después de haber convivido algunos días con Maite. Durante mi estancia con ella, leía en momentos libro un libro sobre la homosexualidad femenina bajo franquismo. Todo esta allí: la separación entre espacio publico y espacio privado, la asignación de la mujer al espacio privado y sobre todo, la presumida asexualidad (o la inimaginable independencia sexual) de la mujer. En este contexto social, las mujeres lesbianas adoptaron estrategias que les permitieron vivir su sexualidad y mantenerse fuera de sospecha. Pero siempre en espacios privados, fuera de vista ajena y pública. Una vez el régimen caído, ¿que significo para ellas salir del armario? Llegando a la vejez, ¿continúan este modelo de vida, basado en la separación entre espacio privado y publico, en el cual, viven de manera abierta y libre solo dentro de su casa y en entornos más cercanos?

 

 

 

Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported El contingut d'aquesta entrada es troba sota la llicència Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported.



Els comentaris estan tancats.